Casa navideña

ImagenReceta1080.jpg

Preparación

  1. Para preparar la masa, junta la margarina a temperatura ambiente en un bowl, previamente ablandada con la ayuda de una cuchara y agrega poco a poco la leche condensada NESTLÉ®

  2. Integrando completamente hasta homogeneizar, añade los huevos uno a uno y vuelve a mezclar.

  3. Luego añade las harinas cernidas junto con el polvo de hornear, la canela, jengibre y el clavo de olor, forma una masa con la ayuda de tus manos amasando suavemente. Dejar reposar dentro de una bolsa plástica al menos durante diez minutos, y refrigera mientras preparas los moldes de la Casita. Luego estira la masa ya reposada sobre mesón enharinado, formando láminas de 0,5 cm de grosor cortando según los moldes. Y con la masa restante estira y corta formando una base para armar y pegar la casita sobre esta.

  4. Hornea cada parte de la casita, dejando un centímetro de separación entre cada pieza, y hornea sobre lata enmantequillada a 180°C durante 15 minutos, o bien hasta dorar levemente. Dejar enfriar y reserva.

  5. Aparte para el glasé, bate la clara de huevo a nieve hasta que esté bien firme. Añade el azúcar flor, mezclando con una cuchara firme, poco a poco hasta conseguir una mezcla de textura espesa (que al levantar la cuchara quede una punta colgando sin que se desprenda). Finaliza cubriendo la superficie de la preparación con glasé en forma decorativa con la ayuda de una manga pastelera.

  6. A continuación dispone la base horneada de la Casita sobre una bandeja de torta con blonda, y comienza a pegar con glasé sus partes juntando las murallas y el techo. Esperando que se seque entre cada unión. Finalmente decora con dulces o chocolates el techo y paredes pegando cada uno con un poco de glasé. Deja secar bien y espolvorea toda la casita con azúcar flor para simular la nieve y envuelve en papel celofán transparente para mantener óptimamente la Casita Navideña o bien para regalar.