Cheesecake tradicional con frutillas

710x410Cheesecake-tradicional-con-frutillas-

Preparación

  1. Para la base del cheescake, muele las galletas de mantequilla MCKAY® con la ayuda de una máquina 1-2-3. Una vez listas, agrega en este mismo recipiente la mantequilla derretida y procesa nuevamente para unir bien ambos ingredientes. De inmediato deja esta preparación en la base de un molde desmontable de 20 a 24 cm de diámetro y presiona hasta dejarla bien extendida. Lleva al congelador mientras avanzas con el siguiente paso.

  2. Paralelamente, corta el queso crema en trozos y déjalo en un bowl junto con el azúcar. Bate a velocidad alta hasta conseguir que el queso se ablande y quede como la textura de una crema. Añade las yemas de huevo, la crema espesa NESTLÉ® con la esencia de vainilla y la maicena, bate nuevamente hasta integrar bien todos los ingredientes. Deja reposar unos minutos.

  3. De inmediato en otro bowl bate las claras de huevo a nieve y una vez listas intégralas al batido anterior con suaves movimientos envolventes hasta homogenizar. Retira el molde del congelador y vierte toda la mezcla recién preparada, remueve levemente para que quede bien distribuida y cubre el molde con papel aluminio. Lleva a horno pre-calentado a 170°C y hornea durante 40 minutos aproximados hasta que la preparación cuaje completamente y se dore la superficie.

  4. Una vez listo, retira del horno y deja entibiar. Pasa una espátula o cuchillo por todo el borde para despegarlo y luego desmóldalo cuidadosamente. Refrigera durante una hora y al momento de servir acompaña con las frutillas laminadas.

Dulce Consejo

Si deseas puedes acompañar tu preparación con una salsa de berries o frutillas más acorde con la fruta que decorarás tu cheesecake.

Más fotos de la receta